segunda-feira, 7 de abril de 2014

Aunque no sea por mi

En un segundo mi alma cambia de estado sólido a gaseoso
Oigo incertezas cantando por las calles
El sonido paraliza mi olor y no puedo despertar
Mi mente esta atenta a cualquier cosa, cualquier imagen distorsionada, aniquilada
De pronto, las almohadas me sofocan
Empiezo el día temprano y estoy dentro de una cueva, sufriendo de dolor En el silencio de la sonrisa una borrasca me invita a abrazar el abismo

Nenhum comentário :

Postar um comentário